¿Qué relación tiene la curva de contagios y la curva de recesión económica?, porque es importante aplanar las 2 a la vez.

Nota del editor: Roberto Castillo Fernandez, es economista, tiene una especialidad en docencia universitaria y maestría en Finanzas Corporativas, es docente de la Universidad Católica Boliviana-Tarija.

Buenos días, siempre con el fin de informar y explicar de mejor manera la situación actual, he leído un artículo muy interesante del Profesor Baldwin y lo he aplicado a la economía boliviana.

El profesor Richard Baldwin es director y presidente del Centro de Investigación Económica y Política (CEPR) y académico en las universidades de Oxford, Massachusetts Institute of Technology (MIT) y la Universidad de Columbia, argumenta que los países deben asumir los costos del confinamiento y los rescates financieros para proteger la economía.

Esta explicación la aplica a economías de países con economías desarrolladas (Europa y EEUU), pero también podemos aplicarlo a la realidad latinoamericana que es la que nos interesa, El profesor Baldwin respalda su planteamiento en bases teóricas económicas muy fuertes.

Para comenzar hay que tener claro que cada país decide que política de lucha contra la pandemia va utilizar y en base a esa decisión es que decide sobre el futuro económico o las consecuencias económicas que este tendrá en el mediano y largo plazo.

Para un mejor entendimiento lo reduciremos a 2 métodos de lucha contra el covid-19, no siempre los paises del primer mundo tomaran la mejor decisión, se equivocan como lo vemos en el caso de España, Italia y EEUU.

Método de Mitigación: Es un conjunto de medidas que se toman para contrarrestar o minimizar los impactos de contagio del covid-19, en este caso algunas intervenciones antrópicas que fueron el de prepararse en el tema de salud, preparándose para la atención de los posibles infectados que en el tiempo fueron rebasados por el contagio exponencial que presento este virus, Este método se aplicó en varios países como España , Italia, EEUU y en Latinoamérica aplicaron este método Brasil, Argentina; Ecuador en centro américa México, en todos estos países sus líderes y gobernadores pensaron que una simple gripe no era tan grave como para paralizar los medios de producción y paralizar a su población económicamente activa.

Método de Supresión: Este es el mejor termino que se puede usar en el método en el cual se obstruye a las posibles vías de contagio, se impide que el virus y las personas circulen libremente para que el contagio se vuelva exponencial. Este método lo están utilizando países como Alemania, Suiza, Japón, en Latinoamérica Bolivia, Perú, Paraguay y en Centroamérica El salvador es ejemplo.

Obviamente lo ideal sería que todos en Bolivia respeten estas disposiciones, pero en departamentos como Santa Cruz, La Paz y Cochabamba no lo cumplen y ahí los resultados de los contagios que significan más del 80% estos 3 departamentos.

Explicado lo anterior nos enfocamos a lo que varios sectores, algunos empresarios, políticos y otros líderes sociales que argumentan que es necesario levantar las cuarentenas para proteger la economía porque si el sistema económico queda profundamente dañado, la mayor parte de la población terminará pagando el costo de no tener trabajo y que algunas familias viven el día a día, y que el país terminará en la bancarrota.

Es aquí que el profesor Baldwin plantea que no hay una disyuntiva entre salvar vidas y salvar la economía en los países Ricos. Los gobiernos deben proveer apoyo a las personas y a las empresas para que no se vayan a la bancarrota durante el confinamiento.

“Solo se necesita aplicar políticas que sean adecuadas”

Analicemos la situación de Bolivia, tenemos que cerrar la economía para disminuir el contagio, pero al mismo tiempo tenemos que ir diseñando políticas económicas para asegurar y proteger la economía para cuando todo esto pase, las personas y las empresas ya sean micro, medianas o grandes vuelvan a sus trabajos.

Bolivia en estos momentos no tiene la capacidad fiscal para proteger a las personas de bajos ingresos, ni de las empresas, ni los bancos, y al tratar de hacerlo podemos crear otra crisis futura como es el de sobreendeudamiento.

En el caso boliviano la situación es mucho más difícil y se puede producir un dilema entre la vida de las personas y los efectos económicos de una cuarentena, que también puede afectar gravemente la vida de las personas en el futuro de acuerdo a las decisiones tomadas en este proceso de lucha contra el covid-19.

La decisión tomada por el gobierno fueron las más acertadas y hasta el momento hay políticas que hay que aplaudirlas, y otras reprocharlas, para esos estamos los profesionales, pero hay decisiones tomadas al calor del momento que pueden ser, el tema de los bonos es necesario pero hay que manejarlo con coordinación y hay que PRIORIZAR necesidades y todos la tienen , llegar a todos es difícil pero ahí está el ingenio y uso de políticas de planificación necesarias para que toda la población tenga con que enfrentar esta cuarentena, y no se ofendan las autoridades porque para eso fueron elegidas, para superar épocas de crisis y guiar al pueblo a un mejor horizonte, están rodeados de asesores, equipos multidisciplinarios capaces de elaborar planes de emergencia, ahora es el momento de demostrar la capacidad técnica de los equipos.

Las decisiones que se tomen hoy serán las que definan nuestro futuro, no tenemos que terminar con nuestros recursos financieros sorteándolos a una suerte de política de inyectar dinero en la economía en bonos, nadie discute que es importante que estimulemos la demanda agregada mediante el gasto, la cual nos llevara a que también se active el efecto multiplicador, pero debemos ser conscientes que estamos ante un shock de oferta de productos normales, si no reactivamos la economía estas empresas van a cerrar y aumentara el nivel de desempleo.

La pregunta es, inyectamos dinero en la economía, pero ¿a costo de qué?

No podemos terminar con nuestras reservas Internacionales Netas (RIN), por lo cual tendremos que recurrir al FMI y al BM, asumiremos deuda, pero con que la pagaremos? En el año 2019 se tuvo el crecimiento del PIB más pequeño de las 2 últimas décadas, que apenas llego al 2.22%, este año nuestro PIB será negativo. Para ilustra el tema en cuestión adjuntamos los siguiente:

Este grafico corresponde al profesor Richard Baldwin, la curva roja es para los paises que no cuentan con políticas de contención eficientes, y la curva azul es para los paises que adoptaron medidas de cuarentena rígidas, como se puede observar el costo de aplanar la curva medica de contagios en el plano superior  trae consecuencia más profundas en lo que respecta a la recesión que sufrirá esa economía (plano inferior) en gran parte se debe al costo que se tuvo que asumir en  la cuarentena y el uso de políticas en ese periodo, como país debemos equilibrar estas curvas que en este caso nos corresponde la línea azul y aplanarlas en los 2 momentos y eso se logara solo con políticas económicas adecuadas, es ahí la explicación de la similitud o la complementariedad que tienen las medidas que se tomen en la lucha contra el covid-19 y sus implicaciones en la economía de un país que está en vías de desarrollo.

¿Cuáles son las políticas adecuadas?

Es aquí donde intervienen los paquetes de emergencia de los gobiernos para proteger a la economía.

1º Hacer una política de contención para aplanar la curva epidémica. (medidas de mejoramiento del sistema de salud, ayuda económica a las familias en cuarentena, llegar a todos los que necesitan)

2º Aplicar medidas de tipo monetarias y fiscales para disminuir la curva de la recesión, para aplanar las dos curvas. (políticas contra cíclicas)

3º Proteger a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas empresas, para que no se cierren y despidan a sus trabajadores.

Otras economías han aprobado gigantescos paquetes fiscales con rescates financieros para empresas, especialmente para las pequeñas. Y creo que habrá también rescates de compañías grandes.

Hay que tener cuidado que esta crisis no genere otras crisis. Para que el gobierno no tenga una crisis de sobreendeudamiento.

@ Roberto Castillo Fernández